Molinos de Etxalar

MOLINOS DE ETXALAR

De arriba, De abajo, De Obene, Del infierno y de Murdeneko Borda

De abajo
Apenas existe documentación al respecto. Al igual que el molino de arriba y del medio, sus piedras las ponían en marcha, las aguas provenientes del río Txismista. En estado ruinoso, todavía son apreciables el canal de abastecimiento de agua, la estructura del molino y su desagüe..

De arriba
Construida por la familia Gaztelu y el ayuntamiento de Etxalar en el año 1733. El motivo de su construcción fueron la gran subida que hubo en la población de Etxalar y las sequias que se sufrieron en esa época. Hoy en día en estado ruinoso, aunque todavía se aprecian el canal de abastecimiento del mismo. Las inundaciones de 2007 destruyeron la presa.

Del infierno
Construida sobre el rio de mismo nombre en la época Carlista. Posteriormente fue utilizado por los caseríos de alrededor. El molino se apoya por un lado en terrenos de Etxalar y por el otro en tierras de Lekarotz. Aunque estuvo a punto de caerse, hoy en día su aspecto es inmejorable. Los dueños del mismo son los del caserío Etxebertzeko borda situado río arriba.

De Obene
Construida en 1860, es la que mejor se conserva de todos los molinos del pueblo. Situado junto a la carretera que va a Zugarramurdi. En comparación al resto tiene una peculiaridad; las piedras del molino se movían con el agua proveniente de dos arroyos, Urtsua erreka y Erkubide erreka.

De Murdeneko borda
Este molino fue construido por las gentes del Caserío Murdeneko borda entre los 1940 y 1950. De pequeñas dimensiones, tiene un aspecto similar al de una borda para ovejas. Al mismo acudían vecinos del pueblo y del barrio principalmente. Desde su reconstrucción su aspecto es bueno (En la imagen).